fbpx

El liderazgo es una habilidad que durante años ha sido cuestionada en los entornos organizacionales, algunas empresas  han optado por restarle importancia y más que esforzarse por crear líderes, se han quedado con modelos tradicionales en los cuales los “Jefes”  son la máxima autoridad y creen que por ese hecho los empleados son los únicos que deben adaptarse. 

Afortunadamente, el mundo va cambiando y con ello van surgiendo nuevas tendencias que demuestran que mejorar el liderazgo es fundamental para una empresa que quiere influir positivamente en sus equipos, y aumentar niveles de productividad y efectividad. Hoy en día ya no es un secreto que los líderes son quienes más influencia tienen en los colaboradores, según un estudio de Qualtrics, el 70% de la variación del compromiso de los equipos está determinada únicamente por el Jefe.

Por lo anterior, es clave que las organizaciones se centren más en formar y promover una cultura de liderazgo que permita por un lado, potenciar el talento de sus líderes, y por otro, posicionar en su colaboradores la figura de un líder que los escucha, entiende y guía.

Panorama actual del liderazgo: tendencias y datos claves

Con la llegada de la pandemia, los líderes de las empresas —especialmente los de
Recursos Humanos y Tecnología— se transformaron en salvavidas de sus empleados, al brindarles un firme apoyo emocional y tecnológico en medio de un océano de incertidumbre. 

Sin embargo, a medida que avanzaba la crisis y debido a las nuevas formas de trabajar que se posicionaron, las expectativas de los empleados han ido cambiando. Para muchos colaboradores ya no es suficiente que los líderes tengan un enfoque en compromiso y resultados, también esperan que asuman otras responsabilidades adicionales como:

 

+ Impulsar la diversidad y los resultados equitativos en el trabajo.

+ Fomentar el sentido de pertenencia.

+ Apoyar cuestiones de justicia social.

+ Comprender y mejorar la salud mental de sus empleados. 

 

El esfuerzo por cumplir con sus exigencias ha resultado agotador para muchos líderes, que han optado directamente por renunciar, especialmente las mujeres, por parte de quienes se evidenció una reducción en su intención de permanecer en las organizaciones, en 21 puntos, de acuerdo a un estudio realizado en 2021 por Qualtrics. 

Paralelo a esta tendencia, también se evidencia que durante estos dos últimos años, los líderes han sido clave para generar un clima de apoyo, cercanía y motivación entre los empleados, a tal punto que se convirtió en una variable importante para determinar el éxito de muchas organizaciones. De acuerdo a un estudio de 2021, en Latinoamérica los mejores lugares para trabajar ocuparon este puesto, gracias a un liderazgo enfocado en la comunicación, la inclusión y el bienestar. 

Cuando los colaboradores perciben que se promueve de forma constante el bienestar, esto impacta positivamente en la visión del liderazgo: hay 3.9 veces más coherencia entre lo que los líderes dicen y hacen, y 2,8 veces más líderes que tienen una visión clara del futuro y de cómo llegar allí.

Por otro lado, según EX Global Report Trends de Qualtrics, el 53% de los empleados consideran que sentir confianza en los líderes que toman decisiones correctas para la empresa, es la principal razón para sentirse más comprometidos.

Cabe mencionar que, los empleados también valoran en gran medida tres competencias que esperan ver en sus líderes: “Mantener una comunicación abierta y transparente con las colaboradores” (53%); “Ser honesto y confiable” (46%); “Ser justo y equitativo” (32%).

Modernizando el liderazgo

Contrario a lo que se puede pensar, en pleno 2022 existen muchas organizaciones que mantiene pensamientos obsoletos, para finalizar te compartimos algunos y la forma de darle un giro para desarrollar acciones modernizadas de liderazgo:

Pensamientos obsoletos

El éxito se debe a las decisiones que toman los líderes.

La dirección se establece de forma anual con
planes claros y detallados.

Las ideas provienen de un análisis profundo con estadísticas. 

Solo se gestiona lo que se puede medir.

Las personas están más forzadas a cumplir
con especificaciones detalladas.

Para mejorar, los líderes deben encontrar y reparar los problemas.

Acciones modernizadas

El éxito ocurre cuando se libera el poder de los empleados.

El mundo está cambiando rápidamente, así que debes aceptar y responder al cambio.

Las acciones vienen de compartir ideas a través de la organización.

La mejora continua es más importante que la puntuación.

Las personas estarán motivadas a ser parte de algo que para ellos es significativo.

Para ser buenos, los líderes deben encontrar y difundir el éxito.

Fuente: Qualtrics.

Contáctanos (+604) 604 19 41 Ext 7060